DE HERPES Y DE BUKOWSKI

Llevo meses fantaseando con cómo sería mi primer post en este blog. Barajeé hasta el más mareante hartazgo de mí misma los temas clásicos: mi familia, la depilación de las cejas en los hombres y, por supuesto, tener setenta años y despertarte una mañana a tus treinta y entonces actuar como de veras crees que debes hacerlo y regir a partir de ese momento tu vida bajo la realización de esa fantasía sin saber cuándo, sin avisar, de pronto te despertarás volviendo a tener setenta. Después de gargajear desde mi mente hacia la libretita y de la libretita a una papelera, todas esas brillantes y suculentas materias de ensayo, un día salí por León y bebí demasiado vino. “Es que sale barato y con la tapa ya cenas” es, posiblemente la segunda frase que más he repetido en mi vida después de “Te quiero más que a mí misma” dicha siempre a cualquiera que estuviese conmigo en ese momento en que era poseída, invadida, violada por el espíritu de la amortización de lo que anuncia la otra proposición.

Read More